Cookies

En cumplimiento de la Ley 34/2002, de servicios de la sociedad de la información, al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. MÁS INFO

QUÉ TRATAMOS

Adicciones Conductuales

Nuevas Tecnologías

No es ninguna novedad, las redes sociales forman parte de nuestras vidas, las sigas o no. Pero es más probable que lo hagas; la última encuesta del INE indica que entre los 16 y 74 años de edad, más de la mitad de la población española participa activamente en ellas, el número de usuarios de internet sigue creciendo entre los españoles, y es el teléfono móvil el dispositivo más usado de acceso.

Para jóvenes y adultos, Internet suele ser un lugar en el que intercambian instantáneamente estados emocionales, frustraciones, deseos, pensamientos… y también imágenes y diferentes tipos de información que van a conformar la “identidad digital”, producto también de nuestra intimidad y que debemos proteger en la red.

Los adolescentes constituyen un grupo de riesgo en la adicción a la tecnología y la adicción a las redes sociales; los cambios emocionales, corporales e identitarios que viven en esta etapa de sus vidas aumentan la vulnerabilidad psicológica a un uso perjudicial o adictivo de la tecnología y sus posibilidades.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que una de cada cuatro personas sufre trastornos de conducta relacionados con la adicción a las nuevas tecnologías. Internet, la telefonía móvil, los videojuegos, los chats, las redes sociales, están provocando numerosos casos de dependencia. Las personas que encuentran en estas herramientas un refugio que les aleja de sus problemas emocionales y/o familiares, a la vez que suplen una verdadera relación interpersonal.

Reinservida ofrece el mejor tratamiento de adicciones a la tecnología

Los objetivos principales son que la persona tome conciencia de su problema y que pueda evitar posibles recaídas.

Nuestros profesionales ayudaran a la persona mediante una evaluación y un plan de intervención individualizado y personalizado para este tipo de adicción.

En la adicción a la tecnología el apoyo familiar es fundamental en todo el proceso. En el proceso de tratamiento de adicción a la tecnología, la persona trabaja con el psicólogo el nuevo aprendizaje de conductas apropiadas para la utilización de la tecnología.

La intervención sobre los problemas subyacentes que mantienen la adicción a la tecnología serán los objetivos a corto y medio plazo que abordarán durante el tratamiento.

La recuperación de sus habilidades anteriores la adicción, el restablecimiento de sus relaciones sociales de manera sana, restablecer de forma adecuada las relaciones con amigos y familiares serán objetivos que irán abordando de forma progresiva.

Codependencia

El codependiente asume un rol arquetípico mesiánico que invade todas las áreas de su vida y suele olvidarse de sí mismo y sus necesidades gradualmente para centrarse en los problemas del otro (su pareja, un familiar, un amigo, una causa social, etc.), es por eso que es muy común que se relacione con gente "problemática", justamente para poder rescatarla y crear de este modo un lazo que los una. Así es como el codependiente, al preocuparse por el otro, olvida sus propias necesidades y cuando la otra persona no responde como el codependiente espera, éste se frustra y se deprime. Con su constante ayuda, el codependiente busca generar, en el otro, la necesidad de su presencia, y al sentirse necesitado cree que de este modo nunca lo van a abandonar. Esta condición es grave ya que al no sentirse correspondido puede hacerse daño a sí mismo e incluso a la otra persona.

Es muy común que en una relación, el codependiente no pueda o le sea muy difícil poner límites y sencillamente todo lo perdone, a pesar de que la otra persona llegue a herirlo de manera deliberada, esto es simplemente porque el codependiente confunde la "obsesión" y "adicción" que siente por el otro con un inmenso amor que todo lo puede. Por ende, el codependiente es incapaz de alejarse por sí mismo de una relación enfermiza, por más insana que ésta sea, y es muy común que lleguen a pensar que más allá de esa persona se acaba el mundo, hasta que reconocen su condición psicológica y el codependiente decide hacer algo para cambiar la manera en que vive y así, terminar con la codependencia o no volver a generar su codependencia en otras personas o en futuras relaciones.

En Reinservida ofrecemos un tratamiento personalizado para personas que padecen de codependencia.

Juego (ludopatía)

El jugador patológico, compulsivo o adicto al juego, es una persona prácticamente olvidada por nuestra sociedad.

Se ha puesto el acento en que las adicciones más peligrosas son las ilegales y esto ha hecho que adicciones como la del juego, sea nsocialmente aprobadas sin tener en cuenta los riesgos y consecuencias tanto familiares como socio-económicas y espirituales que ésta genera.

La OMS (Organización Mundial de la Salud) lo define como un "individuo que se va haciendo crónica y progresivamente incapaz de resistir los impulsos de jugar y la aparición de una conducta de juego que compromete, rompe o lesiona los objetivos personales, familiares y vocacionales".

En otras adicciones, las responsables son las sustancias del desequilibrio químico que se produce en el cerebro pero en el juego, este desequilibrio se produce a través de la conducta. Sus acciones son las que producen el placer que, en otros adictos, es producto de las sustancias consumidas.

Creemos que la adicción al juego es una patología severa donde la persona pierde de vista el enfoque realista de su vida y antepone el juego a todo lo demás en su vida, familia, trabajo, relaciones personales, relaciones sociales etc.

La adicción al juego desencadena unos comportamientos compulsivos que hace que la persona desarrolle una obsesión por jugar que deteriora su estado, físico, mental y emocional que los lleva a la locura.

El objetivo primordial en el tratamiento de esta adicción es reconocer que tiene un problema y buscar ayuda profesional.

En nuestro centro intentamos que la persona entienda que le pasa, asesorar y guiar a la persona en como modificar sus patrones disfuncionales de conducta, a la vez que ir restructurando todas las distorsiones del pensamiento que mantienen el ciclo adictivo.

En este tipo de adicción es fundamental el apoyo familiar el acompañamiento en la primera fase del tratamiento donde se restringe el dinero y se evitaran sitios y situaciones que provoquen estímulos a la persona que puedan desembocar en ganas de jugar.

En nuestro centro realizamos un tratamiento al juego individualizado y personal, ajustado a las necesidades de cada persona. La primera consulta es gratuita y nuestros profesionales resolverán sus dudas.